Americanah - Chimamanda Ngozi Adichie


Hay libros de los que cuesta hablar. Decir buenas cosas de algo que te ha gustado mucho en teoría es fácil, pero transmitir exactamente lo que te ha hecho sentir algo puede requerir un esfuerzo titánico. Pero cuando un libro conecta contigo cuesta encontrar las palabras justas para hacerle justicia, decir lo que realmente cuenta, no crear faltas expectativas, sueños, esperanzas. Porque de estas últimas tres palabras va Americanah. ¿Pero qué es Americanah? Un término que veremos reflejado entre las páginas de este libro, un concepto, alguien que no es ya de su país, alguien que ha cambiado demasiado para ser nigeriado, pero realmente tampoco acaba por encajar al 100% en Estados Unidos. Así es Ifemelu.

Chimamanda Ngozi Adichie ha escrito un libro sincero, nos ha abierto un poco su alma, relata de forma pausada, tomándose su tiempo para explicar un par de ideas, de sentimientos, de sensaciones, de cosas que uno si tiene suerte, no tendrá que sentir en su propia piel nunca, la experiencia de ser un inmigrante. Lo que cuesta empezar de cero. Aunque toda esa experiencia sea tan solo una parte de esta historia (pero una parte importantísima), sobre eso volveré un poco más adelante, porque el libro no empieza exactamente aquí. Al empezar nos encontramos en un punto en el que todo esto ya ha pasado, estamos en el limbo, en el que el pasado ha hecho de las suyas, cuando quieras o no, ya te has vuelto una persona diferente. El futuro se vuelve de un tono distinto, las esperanzas y las expectativas hace tiempo que se han diluido y lo que prima es el puñetazo de la realidad. 
       Avanzamos hacia atrás, conocemos a la Ifemelu del instituto, la original, la que estaba llena de sueños, esperanzas y expectativas. La que creía que una vida mejor era posible. La Ifemelu que se enamoró, porque si algo es también este libro, es una historia de amor. Obinze era diferente a todos los demás chicos, Obinze tenía un sueño muy concreto por el que luchó con uñas y dientes, leyó todo lo que pudo sobre Estados Unidos, y también se enamoró de Ifemelu. Imaginaron juntos una vida mejor, una vida en Estados Unidos aunque llevase su tiempo, aunque tuvieran que estar un tiempo separados. Pero a veces el amor no es suficiente, la vida tiene unas reglas de juego que no todos saben seguir y ser fiel a sí mismo a la vez. 

Americanah también es un libro arriesgado, es un libro arriesgado porque no todo el mundo sabe lo que se siente al ser un inmigrante, no todo el mundo entiende lo que eso conlleva. Creo que Chimamanda Ngozi Adichie ha descrito un par de momentos crudos, duros, pero totalmente necesarios, porque eso de lo que habla pasa todos los días. A veces no es que cueste adaptarte a un lugar nuevo, eso lleva su tiempo, a veces simplemente no te aceptan por más que luches. Por más que lo intentes, por bueno que seas, si hay uno de los míos que lo haga mejor, lo preferiré a él. La discriminación, el racismo encubierto (y no tanto) es una de las cosas que creo que mejor ha plasmado la autora a lo largo de todo el libro. Y Ifemelu lucha contra eso, o mejor dicho, no lo entiende, por eso decide abrir un blog en el que exponer su punto de vista. Sus motivos, su lado de la verdad. Su no hagas esto,  un cuando hables con un negro y tú seas blanco puede pasar esto, aunque tú no lo veas así.
        Pero como decía, también es una historia de amor, una historia sobre diferentes relaciones, de la trayectoria entre unas y otras, y de la vida. Después de mudarse Ifemelu a Estados Unidos empezamos a conocer todas sus facetas, se adapta, se americaniza, ya no es la misma. Pero no es americana. Tampoco es nigeriana ya. En ese momento te conviertes en un yo, creas un mundo propio al que perteneces porque ya no perteneces a ningún lado. 

Americanah es una larga historia sobre el amor que duerme en el fondo, tan en el fondo que, a veces, parece que ya no existe. También es una historia de relaciones humanas, de personalidades, de mentalidades que chocan, de ya no eres la misma, cuando eres tú la que piensas que todo el mundo está loco. Y es que otra de las cosas a tener en cuenta sobre este libro es que Chimamanda Ngozi Adichie nos relata su mundo, el de Nigeria. En la que tener un marido rico es lo más importante para una mujer, donde el estatus lo es todo, donde encontrar marido es la máxima preocupación. Donde la familia, la religión y los contactos se dibujan de un modo no tan diferente como aquí, pero siguen sin ser lo mismo. Y es que cuando has salido de ese círculo, volver a él es muy difícil. Esto no deja de repetirse a lo largo de todo el libro, primero por la propia tía de Ifemelu que emigra a Estados Unidos pero sigue con esa mentalidad, la de necesitar a un buen hombre en su vida (aunque sobra decir que el resultado no es tan bueno como ella esperaba), o las amigas y compañeras de trabajo de Ifemelu, con las que pasarán un par de momentos tensos por ese motivo. La parte americana de la novela tampoco se queda muy atrás, cuando eres blanco ves las cosas de otra manera. La cuestión de la raza importa más de lo que la gente quiere reconocer, más de lo que la propia Ifemelu creía al principio. Incluso en su círculo de amigos no faltan situaciones discriminatorias.
       Escribir un libro tan sincero, tan fiel a la realidad y al mismo tiempo dotar a los personajes del carisma suficiente no es un tarea fácil. Pero Adichie lo consigue, Americanah es un libro desgarrador a ratos, crítico en prácticamente todo momento, pero sobre todo real. Ifemelu es un personaje complejo, que no teme a las consecuencias de decir lo que piensa realmente, no teme criticar, explicar, exponer su realidad al mundo exterior, de expulsarlo todo en la red donde te puede leer cualquiera, donde te puede odiar cualquiera. Y también es un personaje enamorado, de uno, de otro, pero sobre todo de alguien muy especial para ella. Pero hay que leer Americanah no solo para disfrutar de una novela muy buena, sino que leerla como una oportunidad de descubrir una sociedad, una mentalidad, un país diferente al nuestro. Y es que también se puede aprender con ella. 
     

608 páginas / Random House / 24.90€

   . 5
Lagos, mediados de los noventa. En el marco de una dictadura militar y en una Nigeria que ofrece poco o ningún futuro, Ifemelu y Obinze, dos adolescentes atípicos, se enamoran apasionadamente. Como gran parte de su generación, saben que antes o después tendrán que dejar el país. Obinze siempre ha soñado con vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue el visado para vivir con su tía en Brooklyn y estudiar en la universidad. Mientras Obinze lucha contra la burocracia para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel. Todas sus experiencias, desgracias y aventuras conducen a una única pregunta: ¿acabará convirtiéndose en una «americanah»?

Se encuentra en . Bookmark the permalink. RSS feed for this post.

2 Responses to Americanah - Chimamanda Ngozi Adichie

  1. Ay, dirás que te ha costado hablar del libro, pero creo que lo has clavado. Me ha gustado mucho lo que dices que no te aceptan por más que luches y como hay cosas que simplemente son incomprensibles. Es un libro muy divertido, pero que te hace pensar mucho, ver cosas desde otro punto de vista sin hacer ningún tipo de concesiones a una gran parte de los lectores, que no tenemos ni idea sobre ese tipo de experiencias.
    Qué bien que te haya gustado, me he cansado de recomendarlo y me siento validada, aunque creo que te has explicado mucho mejor :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, he empezado el borrador un par de veces. Me alegro que te haya gustado lo que digo del libro, en mi caso me siento muy conectada con él porque en parte he pasado por lo mismo que ella, sé que empezar de cero lleva su tiempo, a veces demasiado incluso. También es verdad lo que dices pero se me ha olvidado resaltarlo, tiene cosas muy divertidas, y al mismo tiempo creo que lleva a una reflexión bastante necesaria.

      Un beso.

      Eliminar

Swedish Greys - a WordPress theme from Nordic Themepark. Converted by LiteThemes.com. Header pertece a HazukiRokudo